Listas · Lo Mejor

Los Mejores Discos Internacionales de 2017 (Parte III)

Entrega final de la lista con los mejores 25 discos del año.

Algunos de los que nos dejaron en 2017.


En esta última entrega os dejo algunos links a las listas de lo mejor del año mas populares, de las revistas mas influyentes y prestigiosas.

Stereogum, Pitchfork, Consequence of Sound, NME, The Guardian, Spin

También os dejo un par de listas la habitual lista con los temas del año. Y una especial con las 50 canciones que considero las mejores

También os dejo la habitual lista con los 50 mejores temas del año.
50 Mejores Canciones
Imprescindibles

 

25

Amber Coffman – City of No Reply

La mitad de Dirty Projectors hasta hace poco. Amber Coffman ha comenzado este año su carrera en solitario tras una dolorosa ruptura con su pareja musical y en la vida real Dave Longstreth. Un disco de debut con el que la artista muestra un estilo diferente al que nos acostumbraba su anterior grupo, y es que aparta el freak pop mas experimental para entregarse a un sonido pop que bebe del r&b setentero y tiene un componente más cercano y distendido que sus composiciones anteriores. Un estilo en el que lucir su preciosa tesitura vocal y que conforma un conjunto notable con el que contestar de la mejor manera posible a su ex pareja, y de paso ganarse fama y notoriedad (algo que su ex le acuso de buscar a toda costa) merecidamente gracias a un gran disco.

 

 

24 

Jay Som – Everybody Works

Uno de los mejores albumes de debut del año lo firma La californiana de padres filipinos Melina Duterte. Mezclando el dream pop, con toques funk y arreglos que recuerdan al chillwave, consigue un sonido cálido y cercano que ha terminado de estallar en este 2017 (tras publicar el año pasado una colección de temas autroproducidos que subieron a la red). Un disco excelente lleno de suaves melodías con una capacidad innata para envolverte y atraparte de manera incontestable.

 

 

23

Sinkane – Life & Livin’ It

Ahmed Gallab , nacido en Londres y criado entre Sudan, Ohio y Utah es todo un microcosmos en miniatura. Su música es una amalgama de influencias como cabria esperar de su periplo vital. Un artista que este año nos ha ofrecidos un excelente disco (su tercer trabajo) en donde se mezcla el afropop, el pop electrónico y el funky setentero. Un disco explosivo y exquisito que animo a descubrir y disfrutar en todo su esplendor.

 

 

22

The Afghan Whigs – In Spades

Afghan Whigs son una de las bandas de los noventa que volvieron a dar guerra hace poco. Su música combina el rock alternativo de los noventa, el R&B y el Soul y guiños épicos propios del arena rock, un cocktail extraño que ya triunfo en una época que no parecía muy preparada para ello y que ahora vuelve a pegar cuando muchos de esos estilos están más de moda. No extraña que los de Cincinatti hayan conseguido en este 2017 con su ultimo disco otro pelotazo que mantiene la fuerza la solvencia y la consistencia de su sonido, remozado y perfectamente actualizado para los nuevos tiempos. Un excelente disco de una banda que parece incombustible.

 

 

21

Nick Hakim – Green Twins

Nick Hakim es un talentoso músico graduado en la escuela de música de Berklee y que pese a tardar en lanzarse a sacar sus propios trabajos, finalmente nos ha dejado un excelente album de debut este año. Un trabajo especial, hipnótico y diferente a la corriente R&B actual, su estilo se apoya en el soul psicodélico de clara inspiración setentera a los que acompaña con arreglos qu envuelven en pura magia cada una de las canciones de este soberbio debut.

 

 

20

Caddywhompus – Odd Hours

uno de los descubrimientos del año ha sido el de Caddywhompus . Un dúo de jóvenes músicos de Nueva Orleans cuyo estilo musical es ciertamente inclasificable, ya que toma prestado sonidos del noise rock, el jangle pop e incluso el arena rock para crear una amalgama diferente y original que resulta excelente en la mayoría de los temas, dotadas de un ritmo y un desarrollo ciertamente peculiares que las hacen únicas. Un excelente álbum de un grupo que ha sido una grata sorpresa este año.

 

 

19

Perfume Genius – No Shape

El cuarto álbum de Mike Hadreas es una continuación del cambio de estilo y sonido que se produjo en “Too Bright”. Un disco que nos introducía ese sonido fatalista, sucio, distorsionado y estridente que vuelve a aparecer en este nuevo trabajo. Un nuevo conjunto de canciones que vuelven a rallar la genialidad en algunos momentos (como “Slip Away” que recuerda al maravilloso “Queen” de su anterior trabajo) en otro disco que alcanza el sobresaliente.

 

 

18

Lorde – Melodrama

Hace cuatro años una jovencísima neozelandesa de 16 años se comía el mundo con su primer LP. Un disco que arrasaba en las listas de ventas de medio mundo y, aparte, era un trabajo de una madurez y una calidad impropia de una chica de su edad. Muchos pensaron que o bien lo suyo seria flor de un día, o el éxito terminaría afectando a la calidad de su música. Ni lo uno ni lo otro, Lorde ha vuelto cuatro años después a demostrar que su música no solo no se ha resentido por el éxito, sino que se ha ampliado y mejorado. Ahora su pop electrónico acoge desde temas pensados para la pista de baile a baladas y medios tiempos más íntimos y personales. Todo para un excelente segundo disco, que habla sobre las relaciones, la juventud, y como estar con alguien puede ser tan bueno o tan malo como estar solo. Otro disco maduro, en el que Lorde nos vuelve a demostrar lo equivocados que están los que juzgan a un artista por su experiencia o su edad.

 

 

17

Rolling Blackouts Coastal Fever – The French Press

Seguramente Rolling Blackouts Coastal Fever son uno de los mejores exponentes del revival de la Paisley Underground y el Dunedin Sound que se lleva produciendo en Australia en los últimos tiempos si bien su sonido aparte del jangle tiene cierto toque garajero lo que les aleja y también les diferencia de propuestas más ortodoxas y no suenan tanto a gente como The Clean como pueden hacerlo Dick Diver. Sin embargo es posible que sea gracias a esta particularidad en su sonido que consiguen que su música sea tan hipnótica, suene tan redonda y cale hondo. Algo que vuelven a demostrar en este EP de apenas seis temas, que es absolutamente arrebatador y maravilloso.

 

 

16

Makthaverskan – III

La banda más romántica y gótica del momento es Makthaverskan. Los de Gotenburgo, llevan más de un lustro mostrando su particular y pasional visión del amor y las emociones humanas. Su tercer disco publicado este año es sin duda su mejor trabajo hasta la fecha, un disco dominado por el noise pop melódico de la banda, una suerte de dream pop acelerado, de guitarras afiladas y ritmos frenéticos entre el jangle y el post punk, algo que algunos ya han definido como dream punk y cuyo sonido que perfeccionan respecto a lo que ya ofrecían en “II” su segundo trabajo. Un trabajo centrado en el desamor y las heridas que causa, en una colección de himnos desgarrados y emocionantes de principio a fin. Totalmente recomendable.

 

 

15

Big Thief – Capacity

El segundo trabajo de la banda de Brooklyn tras su excelente “Flawless” mantiene la base su sonido folkie aunque supone un cambio de perspectiva narrativa. En este nuevo disco Adrianne Lenker nos introduce en su infancia y nos presenta a su familia pivotando entre múltiples perspectivas de varios de sus miembros. La banda sigue manteniendo esa capacidad de contar historias y su sonido se sigue apoyando en la suave y hermosa voz de Adriane y sus experiencias personales. Otro soberbio disco de un grupo que parece consolidarse como un referente del indie pop de esta década.

 

 

14

SZA – CTRL

Este año por fin pudimos degustar el debut de SZA (aka Solaná Rowe). un disco donde la joven de Jersey narra su vida amorosa como trasfondo a los temas. Un trabajo en el que vuelve a lucir su R&B sin adornos ni producciones inmaculadas, y que tiene cierto aroma maquetero. Un trabajo notable que incluso supera lo ofrecido por la artista en sus Ep’s, y que se encuedra dentro de esa pleyade de magnificos albumes de música negra que llevamos en esta década, si bien no consigue ser un referente en su estilo. si que es un excelente disco para una artista que ya venia anunciandolo.

 

 

13

Lowly – Heba

Tras llamar la atención con varias canciones sueltas el año pasado (entre ellas la magnifica “Deer Eyes”) este año llego el esperado debut de los daneses Lowly. Un disco de debut que es un trabajo excelso donde dejarse llevar por su dream pop delicado, melancolico y electrónico que recuerda a Beach House pero también a artistas mas electrónicos como Bjork. Un sonido melancólico aderezado con toques de soul y distorsiones perfectamente medidas para conformar un conjunto sobresaliente.

 

 

12

Zola Jesus – Okovi

Nika Roza Danilova ha vuelto este año a su génesis y por partida triple. Primero porque ha vuelto al sello que la vio nacer musicalmente como Zola Jesus (Sacred Bones). Segundo porque su sonido ha vuelto a ser el que era tras “Taiga” que pese a ser un buen disco, se entregaba al pop y desterraba su estilo gótico y oclusivo despertando poco interés en critica y publico. Y tercero porque estos años de grabación volvió a su estado natal Wisconsin, en el que tuvo que afrontar el fracaso de “Taiga”, la depresión y los problemas de salud de amigos y familiares, toda una suerte de experiencias traumáticas con el que alimentar de nuevo la vena más oscura de Zola Jesus que vuelve a aparecer más gótica, inquietante y siniestra cargada de sintetizadores afilados y distorsiones que conforman atmósferas densas y pesarosas. Excelente.

 

 

11

LCD Soundsystem – American Dream

La vuelta de James Murphy con su proyecto más conocido tras un lustro sin música se antojaba como un arma de doble filo. La expectación existente por el regreso chocaba con la expectativa de que el disco estuviera a la altura de una trilogía inmaculada de discos anteriores que mezclaban lo mejor del post punk con la electrónica mas refinada. Se corría el riesgo de hacer algo anodino, burdo, lejos del nivel de una banda que hace tiempo llego al trono de la música electrónica indie. Pero Murphy y cia han terminado con nuestros miedos, y nos han conseguido ofrecer un nuevo disco sobresaliente. Otra vez de la mano del post punk, que se muestra más ochentero y autentico que nunca, y de nuevo aderezado con toda clase de bases electrónicas y sintetizadores. Un notable disco con el que demostrar que la banda aun tiene muchas cosas que decir, para alegría de todos sus fans.

 

 

10

Foxygen – Hang

Sin duda el dúo californiano es una de las bandas más geniales, caóticas e incontrolables de la escena musical, algo de lo que han vuelto a hacer gala este año con su ultimo trabajo. Una suerte de opera-rock de sonido diferente, orquestado, setentero, obra de Mathew E White. Un disco que parece de otra época y donde dar rienda suelta a su estilo gamberro y desenfadado, creando un conjunto heterogeneo como acostumbran, pero con un cierto hilo conductor y una base sonora muy constante. Un magnifico trabajo que irritara a los que no les gusta que Foxygen toquen todos los palos sin centrarse en ninguno, y que deleitara a los que simplemente disfrutan de la buena música.

 

 

9

Algiers – The Underside of Power

Algiers ha vuelto a la carga este año tras su soberbio debut, y volviendo a dejar en evidencia a los que siguen sin creerse a los de Atlanta. Un nuevo disco con el que acallar a los que tildaban su disco de oportunista en una época de crisis social, económica y moral. Un nuevo trabajo para apuntalar y demostrar que lo suyo es un proyecto serio, que pretende recuperar ese espacio de lucha y contestación que parece perdido en el rock. un nuevo trabajo sobresaliente, que descansa en una colección de influencias y sonidos variopintos donde el soul y la electrónica son pilares fundamentales de un sonido poderoso cimentado en el post punk y que es el acompañamiento perfecto a unas letras combativas y directas. Un excelente trabajo para despejar las dudas de una banda soberbia.

 

 

8

Kendrick Lamar – DAMN.

Tras una irregular mixtape del año pasado, el genio de Los Ángeles ha vuelto este año ha demostrar el porque de su condición de máximo exponente del hip-hop mundial. su cuarto disco propiamente dicho es un trabajo que se orienta mas cerca de “Good Kid, M.A.A.D City” que del sonido maximalista y panafroamericano de “To Pimp a Butterfly”. Así es en este disco donde K-Dot nos deja seguramente sus mejores temas de rap de su carrera. Un álbum en donde no faltan las alusiones a músicos rivales (como Drake) las apariciones estelares de Rihanna o U2 o las cuestiones raciales y de simple braggin. Todo para conformar de nuevo un soberbio trabajo en lo que es ya una discográfica con la que solo pueden compararse unos pocos elegidos.

 

 

7

The XX – I See You

El tercer disco del trió londinense fue uno de los primeros discos en aparecer en este 2017, y sin embargo sabíamos que estaría en lo mejor a final del año. Un disco donde el grupo abraza el pop y que resulta mas cercano y bailable que sus anteriores trabajos, con una atmósfera sonora menos minimalista e intima, pero que respeta los orígenes y estilo de su música. No es complicado reconocer el espíritu y el sonido The XX en cada sampleado de Jaime XX a lo largo del disco y su cambio de estilo no les hace perder ni un ápice de calidad, volviendo a firmar un trabajo sobresaliente.

 

 

6

Ibeyi – Ash

El segundo disco de las hermanas Diaz es una de esas joyas que nos ha dejado el año. Las dos jóvenes francocubanas (hijas de Miguel Angá Diaz famoso percusionista ya fallecido de Buena Vista Social Club) Dan una lección de como combinar sus influencias, creando un disco donde la fusión y el mestizaje de culturas queda patente en un sonido que se engarza con una armonía y un resultado fabuloso. un trabajo que rezuma R&B, Jazz, electro soul, y sonidos afrocubanos, para narrar las experiencias personales del joven dúo, como la fastuosa “Deathless” (que parte de la traumatica experiencia en comisaria de una de las hermanas al ser arrestada erróneamente en París confundida con una inmigrante ilegal que trapicheaba con drogas). Un disco sobresaliente en donde colaboraciones tan diferentes como el Jazz-soul de Kamashi Washington, el Electropop de Saint Ettiene, o el rap de la Mala Rodriguez que ayudan a conformar un conjunto fastuoso que es sin duda de lo mejor del año.

 

 

5

Broken Social Scene – Hug of Thunder

Una de las grandes noticias del año ha sido el retorno de uno de los colectivos más aclamados de la década pasada. Los canadienses Broken Social Scene, muchos años a la sombra de gente como Arcade Fire o New Pornographers y frecuentemente criticados por que pese a su carácter de colectivo contracultural sus temas tenían mucho de festivo y poco de mensaje o compromiso social (algo de lo que Kevin Drew lo mas parecido a un líder del colectivo, incluso hizo mofa en la legendaria “Cause=Time”). Ninguneados por que la banda trascendía los individuos en una escena musical dominada por las divas y los dramas en las bandas, que llenan titulares con sus rupturas, nuevos proyectos e inquietudes, siempre tuvieron ese halo de parias en todo lo que hacían. Ahora vuelven siete años después y demuestran que su música no ha perdido ni una pizca de fuerza, vigencia o entusiasmo como ha ocurrido con la de sus coetáneos, que no han renunciado a su estilo, y que sus ideas estén dentro o fuera de las canciones siguen siendo igual de fuertes e inmutables. Un disco festivo y entusiasta de una familia de 15 miembros que crecieron juntos y que siempre se han mantenido unidos lidiando con sus carreras individuales (no olvidemos que dentro del colectivo hay gente como Feist o Emily Haines de Metric). Un trabajo para hacer de la celebración su fuerza, su misión vital y el antídoto contra las injusticias y el terror (de hecho el disco nació conceptual mente a raíz de los atentados de París del 2015, y “Halfway Home”, su primer single, esta inspirada directamente en ellos), una mirada inspiradora, alegre, optimista y emprendedora contra el fatalismo, las injusticias sociales, el capitalismo y los problemas globales. Bravo por ellos, y ojala sigan haciendo lo que hacen muchos años mas.

 

 

4

Slowdive – Slowdive

Otro de los hitos de este año fue el regreso de Slowdive, los maestros del shoegazing de principios de los noventa (con permiso de My Bloody Valentine) tras veintidós años de silencio. Un regreso por todo lo alto, alejados de otras vueltas de cara a la galería y a los festivales para aprovechar el tirón actual del indie. Y es que “Slowdive” nos han dejado uno de los mejores discos del año, coronado con el single que ya sacaron en 2016 (el fabuloso “Star Roving”)y rodeándolo de un conjunto de temas inmaculado. Demostrando que pese al tiempo pasado, siguen siendo maestros en conseguir ese sonido vaporoso, evocador, ligeramente brumoso pero de poso sereno y profundo que nos tenían acostumbrados.

 

 

3

Cigarrettes After Sex – Cigarrettes After Sex

El debut del año corresponde, como no podía ser de otra manera con el esperadisimo Lp del grupo de El Paso, que venia desde hace unos años dejando pinceladas de su sobresaliente sonido, y ha ido sazonando la espera durante todo este tiempo con Eps y singles desde su debut en 2012. Este año, por fin, el trió que lidera Greg Gonzalez confirmo todas las expectativas que había puestas en la banda con un trabajo sobresaliente. Su dream pop calmado y atmosférico que recuerda a bandas como Mazzy Star o Cocteau Twins se muestra en todo su esplendor, sin necesidad de recurrir a sus primeros singles, consigue en temas como “K” o “Apocalypse” volver a rozar la excelencia, todo una declaración de intenciones de una banda que promete seguir dándonos muchos años de gran música.

 

 

2

Waxahatchee – Out in the Storm

Este 2017 ha sido un año esplendido para las hermanas Crutchfield, si en la anterior entrega reseñabamos el excelente debut de Allison en solitario, ahora es el grupo en el que ella suele colaborar y que lidera su hermana mayor Katie el que ocupa un lugar destacado en esta lista. Y es que este disco, el cuarto de una discográfica que no baja del notable, es otra demostración descomunal de como hacer magníficos temas de rock independiente, obra de del talento compositor de la mayor de las Crutchfield. Un disco expansivo e intimista a partes iguales, entregado al indie rock de guitarras contundentes propio de los noventa, y cuyas letras se adentran en los sentimientos y experiencias de la artista, relatando el proceso tormentoso de una ruptura, y la lucha día a día por superarla, expresando a la perfección sus luchas interiores y exteriores por lidiar con esa realidad y con sus sentimientos en cada tema.

 

 

1

The War on Drugs – A Deeper Understanding

Terminamos este repaso a lo mejor del año con el cuarto disco de la banda de Filadelfia liderada por Adam Granduciel. una banda instalada desde hace más de un lustro en la excelencia y que en este nuevo trabajo no bajan un ápice la calidad de su sonido. Estamos, como con “Lost in the Dream” su anterior trabajo ante una colección de temas que mezclan el rock progresivo con la new wave ochentera mas sintetizada y notas de americana, para dar como resultado un disco de sonido armónico, progresivo que recuerda al sonido que hacia gente como Tom Petty o Bruce Springsteen a mediados de los ochenta y que va fluyendo a lo largo de los maravillosos riffs de guitarra o los arreglos de piano o sintetizador. Un nuevo trabajo soberbio producto de la meticulosidad con la que la banda diseña sus discos en el estudio, y que no puede sino ocupar lo más alto en esta lista.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s