Recomendaciones Mensuales

Recomendaciones Abril – Mayo

Entrados ya en la primavera, nos vamos acercando al ecuador de este año y el verano esta a la vuelta de la esquina. Esta suele ser una época frenética de lanzamientos musicales, tradicionalmente un periodo en donde se concentra gran parte de los mejores trabajos del año, y este año no ha sido menos, si bien hay que decir que, en este 2017 nos seguimos quedando con el primer trimestre que ha tenido una calidad brutal de lanzamientos y competir con eso es difícil.

 

Future Islands – The Far Field

Vuelven los de Baltimore, y vuelven con el piloto automático puesto, con la banda confortablemente instalada y reconocida por el gran publico y con Samuel T Herring convertido en todo un frontman de renombre (que últimamente casi dedica más tiempo a sus interesantes proyectos musicales paralelos, con bandas como Snails). Seguramente ese confort actual es el motivo por el cual este álbum trae pocas novedades de estilo con respecto al pelotazo que supuso “Singles” para el grupo. Un álbum continuista y por momentos algo plano, pero con su ración de canciones impactantes como solo Future Islands sabe ofrecernos.

 

 

Drake – More Life

Aunque es una mixtape, y no un LP propiamente dicho, si que se aprecia un cierto interés del rapero canadiense por cambiar el rumbo que ofreció en “VIEWS”, un éxito de ventas pero muy plano musicalmente. Por ello Drake se atreve en esta colección de temas con sonidos mas variados del r&b que nos tiene acostumbrados, desde el dancehall o el house al trap y el rap más oscuro tan en boga hoy en día. Una buena declaración de intenciones, quizás algo deslavazada que sigue recordándonos que el genio sigue ahi.

 

 

Mastodon – Emperor Of Sand

El séptimo disco de la banda de Atlanta, alejada definitivamente de la ortodoxia metalera (que les ha hecho perder algunos fans al tiempo que ganaban mas publico que normalmente no se adentra demasiado en el metal, como servidor), contiene pinceladas estilísticas de trabajos anteriores. Hay una cierta vuelta al sonido clasico de la banda (el de antes de “The Hunter”) pero también un cierto continuismo con los sonidos de los últimos trabajos (incluso dando un paso mas allá, y es que el “Show Yourself” es un tema stoner que podrían firmar Queens of The Stone Age). Una combinación que da resultado, si bien no se alcanzan las cotas de calidad que si veíamos en otros álbumes, si estamos ante un trabajo solido y efectivo que mantiene el rumbo que hace tiempo trazo la banda.

 

 

Lydia Ainsworth – Darling of the Afterglow

Había muchas expectativas en el segundo LP de la artista de Toronto tras su sensacional debut hace tres años. En “Darling of the Afterglow” Lydia Ainsworth mantiene el virtuosismo de su maravillosa voz, pero el estilo vira hacia el pop electronico de vanguardia, dejando los aromas folk y la inspiración balcánica de su primer trabajo, adentrándose en un sonido más actual y, seguramente, más transitado, que resulta en un buen disco de una gran artista.

 

 

Entrance – Book of Changes

Entrance es el proyecto de Guy Blakeslee desde hace mas de quince años, si bien estamos ante su primer disco en mas de una década. Un magnifico trabajo que aúna el folk y el pop habitual en su sonido con el indie rock y toques de revival post punk, en una colección de canciones bastante redonda. Un trabajo donde un cierto aroma vintage se combina con un sutil toque de psicodelia para terminar de componer una seductora combinación sonora.

 

 

The New Pornographers – Whiteout Conditions

El primer disco de los Pornographers sin Dan Bejar en la banda es un buen trabajo, que sin embargo no consigue hacernos olvidar la falta de su talento y aportación al conjunto de Vancouver. Tras el sensacional Bill Bruisers que sonaba a reunión de sus tres cabezas visibles tras un periodo de triunfos en solitario (especialmente Bejar con Destroyer y Neko Case) este disco suena a continuacion de aquel, si bien su sonido sigue manteniendo esa magia pop que otorgan a sus canciones y ese sonido característico de la banda que forma ya parte de nuestra vida.

 

 

Nudozurdo – Voyeur Amateur

Tras el giro electrónico de su “Rojo es Peligro”, Nudozurdo vuelve con su sonido mas reconocible y aclamado, el que les permitió ser una de las bandas de culto de este país, referente en muchos aspectos del indie patrio de la década pasada. En este trabajo la banda madrileña vuelve a su post-punk oscuro y también vuelve al rock mas clasico aparcando los sintetizadores y limitando las melodías pop de su anterior disco. Un acierto absoluto que esperemos que les granjee el respeto y la admiración que merece su música.

 

 

Hurary for the Riff Raff – The Navigator

Alynda Segarra es la cantante y cabeza visible de la veterana banda de Nueva Orleans Hurary for the Riff Raff. Su carrera musical siempre ha estado ligada al folk sureño tradicional casi seminal. Ahora ella y la banda se embarcan en un disco conceptual de sonido mas amplio, rockero y moderno, que nos presenta a una joven puertoriqueña en NY (que no es sino su alter ego, pues ella se crió en la gran manzana) y su evolución personal, de boricua arquitipica al mas puro estilo West Side Story a darse cuenta de los problemas de su comunidad, de su genero y de su planeta tras despertarse del hechizo de una bruja. Un sensacional disco que es un alegato en defensa del mestizaje, de los derechos civiles y de la inmigración en los estados Unidos, en tiempos de Dondald Trump.

 

 

Perfume Genius – No Shape

El cuarto álbum de Mike Hadreas es una continuación del cambio de estilo y sonido que se produjo en “Too Bright”. Un disco que nos introducía ese sonido fatalista, sucio, distorsionado y estridente que vuelve a aparecer en este nuevo trabajo. Un nuevo conjunto de canciones que vuelve a bordear o tocar la genialidad en algunos momentos (como “Slip Away” que recuerda al maravilloso “Queen” de su anterior trabajo) con otros temas mas convencionales para un conjunto irregular pero notable.

 

 

Kendrick Lamar – DAMN.

Tras una irregular mixtape del año pasado, el genio de Los Ángeles vuelve con su cuarto disco de estudio propiamente dicho. Un disco que se orienta mas al hip-hop que brillaba en “Good Kid, M.A.A.D City” que al sonido maximalista y panafroamericano de “To Pimp a Butterfly”. Así es en este disco donde K-Dot nos deja seguramente sus mejores temas de rap de su carrera. Un álbum en donde no faltan las alusiones a músicos rivales (como Drake) las apariciones estelares de Rihanna o U2 o las cuestiones raciales y de simple braggin. Todo para conformar de nuevo un soberbio trabajo una vez mas del actual rey del rap.

 

 

Caddywhompus – Odd Hours

Caddywhompus son un dúo de jóvenes músicos de Nueva Orlean cuyo estilo musical es ciertamente inclasificable. Su sonido toma prestado del noise rock, del jangle pop e incluso del arena rock para crear una amalgama diferente y original que resulta en la mayoría de temas, canciones dotadas de un ritmo y un desarrollo ciertamente peculiares que las hacen únicas. Un muy buen álbum de un grupo no tan conocido que merece la pena descubrir.

 

 

Slowdive – Slowdive

Cuando uno se entera que Slowdive, los maestros del shoegazing de principios de los noventa (con permiso de My Bloody Valentine) regresan tras veintidós años de silencio, siempre se imagina que se trata de otra de esas vueltas de cara a la galería y a los festivales, para aprovechar el tirón actual del indie. Pero Slowdive no han vuelto en vano y para hacer caja, nos han dejado uno de los mejores discos de lo que va de año, apoyados en su single del año pasado (el fabuloso “Star Roving”)y rodeándolo de un conjunto de temas que muestran que pese al tiempo que ha pasado, siguen siendo maestros en ese sonido evocador, tormentoso, agitado pero sereno y profundo que nos tienen acostumbrados. Larga vida a los grandes grupos!.

 

 

Charly Bliss – Guppy

Terminamos con un adorable disco de debut de una de esas bandas que nos alegran el verano. Los neoyorkinos Charly Bliss nos dejan este disco cargado de nostalgia noventera. Nostalgia de esos girl groups de pop punk de los noventa como Letters to Cleo, o Stretch Princesses o incluso Save Ferris, demasiado poperas para ser consideradas grunge o alternativas en una época donde el pop era denostado. Un disco cargado de power pop directo e inmediato, que critica los cliches de la sociedad, en especial en lo referente a las mujeres, y que suena extraordinariamente pegadizo.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s