Listas · Lo Mejor

Los Mejores Discos Internaciones de 2016 (Parte III)

Entrega final de la lista con los mejores 25 discos del año.

Siempre en nuestro recuerdo.


En esta ultima entrega os dejo algunos links a las listas de lo mejor del año mas populares, de las revistas mas influyentes y prestigiosas.

Stereogum, Pitchfork, Consequence of Sound, Drowned in Sound, NME, The Guardian, Spin, Line of Best Fit

También os dejo un compendio de las mejores canciones del año, en mi opinión.
https://play.spotify.com/list/30mWd8HKx6lyKfPSv3kG4x

 

25 The Radio Dept. – Return to Love

A estas alturas negar que The Radio Dept. son una de las bandas de culto del nuevo siglo es un sinsentido. Sus escasos tres trabajos sumados al puñado de singles y rarezas que nos han dejado en mas de 15 años de carrera han sido suficientes para que caigamos rendidos a su dream pop elegante, minimalista y evocador, un hechizo que suele tardar en reaparecer. Han tenido que pasar 6 años desde su ultimo LP para que los los Suecos volvieran a sacar un nuevo disco de larga duración. Con un estilo mas electrónico que de costumbre (se diría que incluso enfocado a la pista de baile) y un claro hilo argumental, la decadencia de la sociedad que vivimos tal y como la conocemos, con el auge de los extremismos, la intolerancia, el racismo como si, como indican en el titulo del disco, nos estuviéramos quedando sin amor. Un estupendo conjunto de temas con el que de nuevo vuelven a recordarnos el porque de una de las bandas mas brillantes de este nuevo siglo.

 

 

24 Nao – For All We Know

Hace tiempo que Inglaterra en especial y Londres en particular es una fuente casi inagotable de generar talento femenino en el neo-soul y el R&B. Nao una de las últimas muestras de esta inagotable cantera, nos ha dejado este año su primer trabajo largo, tras un exitoso periplo de singles y eps introductorios. Un trabajo en el que sobresale la cuidada producción con la que siempre intenta adornar su música, y que culmina con su magnifica tesitura vocal que recuerda a FKA Twigs o Kelela. Un gran disco de debut que consigue mantener la variedad, la calidad y la excelencia en casi todos sus temas.

 

 

23 David Bowie – Blackstar

El ultimo y excelente disco de David Bowie independientemente de las fechas de su publicación y su simbologia como ultimo trabajo del mito, presenta un sonido mas intrincado que se aleja algo del pop independiente de su anterior disco “The Next Day” para adentrarse en caminos diferentes y sombríos. Apoyándose sobretodo en el jazz y en menor medida en los arreglos electrónicos, Bowie nos trae un disco seguramente menos accesible pero con algunos temas realmente sobresalientes, un gran trabajo que, independientemente de ser su ultimo disco, merece sobradamente estar en esta lista de lo mejor del año.

 

 

22 Range – Potential

El segundo disco de James Hinton como Range es una autentica delicia, Hinton es un productor / DJ de Brooklyn que para este trabajo ha mirado hacia ese microuniverso que es youtube en busca de inspiración, capturando pequeños momentos de videos anónimos subidos a la megared de google e insertándolos para contar de manera breve pero intensa las vidas de esas personas en pequeños pero potentes mensajes, un hilo argumental que discurre entre los acordes electrónicos de unas producciones que beben tanto del grime o el hip-hop como de la electrónica mas actual en un disco excelente y con un concepto y una elaboración sencillamente magistrales.

 

 

21 Savages – Adore Life

El grupo capitaneado por Jehnny Beth ha vuelto ha dejarnos epatados este año, tras su estupendo disco de debut y una etapa de colaboraciones y actuaciones con otras bandas (como Baroness o Bo Ningen) que les han servido para evolucionar y desarrollar su sonido, con la máxima de buscar progresar sin acomodarse ni tratar de repetir la formula o agarrarse a su sonido anterior, Savages propone una nueva vuelta de tuerca a su música, haciéndola mas oscura, mas experimental y cruenta en un disco de amor violento, ambiguo, doloroso y enfermizo. Un conjunto tan intrincado y brillante como pocos, producto de una banda que sigue luchando cada día por ir un poco mas allá en su propuesta musical.

 

 

20 Niki & the Dove – Everybody’s Heart is Broken Now

El segundo álbum de la banda sueca es una de las sorpresas agradables del año, Niki & the Dove se hicieron famosos con un himno de electropop “Dj Ease my Mind” (que después uso Skhrillex en un infame sampleado), y un disco posterior donde el electropop y el dance eran los protagonistas con un marcado aire a synthpop ochentero. Era un disco menor que no apuntaba nada bueno para este segundo trabajo, que lidera Malin Dahlström ha dado un giro inesperado en este trabajo, orientando su synthpop hacia caminos menos transitados y llenando su música de sonidos funk y disco manteniendo los aires ochenteros. Convirtiendo lo que parecía un disco previsible y convencional en un excelente trabajo que da un aire nuevo a la banda.

 

 

19 Black Mountain – IV

Este año hemos vivido el retorno de una de las bandas mas brillantes y mas respetadas del hard rock moderno, seis años después de su ultimo trabajo (el excelente “Wilderness Heart”) los de Vancouver han vuelto con “IV”, otro disco donde vuelven a dar una lección de rock clasico, aportando notas de psicodelia e incluso detalles del indie rock actual, con una sofisticación y una propuesta que pocas bandas del estilo pueden superar. Un nuevo trabajo con el que maravillarnos en los años venideros mientras esperemos mas del grupo que sigue aumentando su aureola de banda de culto.

 

 

18 Nick Cave & The Bad Seeds – Skeleton Tree

Cada disco del maestro de Warracknabeal con su banda mas habitual es un carrusel de sentimientos descarnados y tormentosos, pero nunca antes Nick Cave se había enfrentado a un suceso como el que ocurrió el año pasado cuando su hijo de 15 años perdía la vida en un triste accidente al caer por un barranco. El suceso pillo a la banda en plena grabación de este disco, pero su trascendencia marcaría para siempre su sonido y contenido. Un disco en el que Cave expresa sus sentimientos desnudos sobre la muerte y la perdida, logrando un crudo, oscuro y profundo trabajo que sera recordado en los años venideros por su calidad pero también por lo especial y único de su contenido y circunstancias.

 

 

17 HÆLOS- Full Circle

El disco de debut de HÆLOS es un delicioso viaje al pasado de la música en general, y de la música británica en particular, el grupo londinense se inspira en el trip hop de los noventa para configurar un disco excelente en su debut, plagado de buenos temas que mezclan el R&B con el sonido procedente de Bristol sin descuidar las melodías pop, para hacer un disco evocador y al mismo tiempo lo suficientemente animado para no caer en el revisionismo aburrido. Un excelente debut para un grupo que llevaba tiempo dando que hablar desde hace algun tiempo con sus ep’s.

 

 

16 Anderson .Paak – Malibu

Sin duda el 2016 tan infausto para muchas cosas, ha sido un año excepcional para Anderson Paak su segundo trabajo “Malibu” es un salto cualitativo en su música, amen de un trabajo personal que intenta recoger todas las influencias y experiencias vitales hasta la fecha. Amen de ello se le ha podido ver en un sinfin de colaboraciones e incluso sacando disco junto a Knxwledge bajo el pseudonimo NxWorries (y que continua la linea musical de “Malibu”). Seguramente la mejor noticia para un año especialmente exitoso en la música negra, pero en donde pocos artistas pueden presumir de tener un disco tan soberbio como el de la costa oeste.

 

 

15 Camp Cope – Camp Cope

Uno de los mejores debuts del año ha sido el del grupo de Melbourne Camp Cope, el grupo que lidera Georgia Maq nos ha dejado un espectacular disco de indie rock sin mas etiquetas que la buena música. Un trabajo que trata las pequeñas vergüenzas que soportamos día a día, ese conjunto de injusticias sociales, sexuales, personales y políticas que terminan por definir tu estado de hastió ante la actual sociedad actual. Un disco maravilloso que recuerda a gente como Hop Along y que merece la pena disfrutar ininterrumpidamente.

 

 

14 Lost Under Heaven – Spiritual Songs for Lovers to Sing

Uno de los mejores superproyectos electrónicos que han surgido este año han sido LUH (Lost Under Heaven) formado por la conjunción entre Ellery Roberts el frontman de una banda tan peculiar como WU LYF, Ebony Hoorn una artista visual de proyecciones y The Haxan Cloak un productor electrónico de música ambient, drone e instrumental. Su primer trabajo es un disco de sonido grandilocuente, majestuoso y épico por momentos, en el que la peculiar voz de Ellery nos engatusa poderosamente entre distorsiones, coros y percusiones machaconas de corte industrial. Un disco denso y hermoso a partes iguales, donde la lírica y el sonido electrónico se dan la mano y copulan hasta el extremo, un torrente musical que se desborda en ocasiones dando aun mas encanto al conjunto.

 

 

13 Weyes Blood – Front Row Seat to Earth

El delicado equilibro entre lo recargado y lo sutil, lo fingido y lo real es algo que Natalie Mering domina a la perfección. Su alter Ego Weyes Blood resulta por momentos excesivo, con esos clichés estéticos sesenteros y ese horterismo de la américa mas rancia, pero su música es delicada y evocadora, deliberadamente evocadora, casi todos los arreglos, sonidos y loops de sus canciones suenan viejunos hasta el paroxismo, es ahi donde nos quiere llevar Weyes Blood en su cuarto trabajo, a esa frontera entre la nostalgia y lo anticuado, que se cuida de traspasar gracias a pequeños toques que nos recuerdan que lo suyo es solo un personaje, un magnifico personaje que nos deja un disco evocador y tierno de sonido sesentero perfecto.

 

 

12 Anohni – Hopelessness

Anohni es mas que el nuevo nombre artístico de Antony Hegarty (y mas que el cambio de sexo de su nombre musical, cambio que en su vida real sucedió hace años) el/la mític@ cantante de Antony and the Johnsons. Es el nacimiento de un nuevo proyecto bajo la producción de dos colosos de la música electrónica Hudson Mohawke y Oneohtrix Point Never para un disco que mezcla la única, melancólica y trágica voz de Anohni, sus mensajes críticos con la sociedad actual, apocalípticos sobre el futuro e incendiarios contra el sistema político con la electrónica mas variada, heredera de las producciones de Mohawke (esas bases contundentes esos sintetizadores estridentes emulando trompetas) y del techno milimalista de OPN. Una combinación vibrante y poderosa en un disco que a pesar de sus rarezas consigue emocionar y embelesar a partes iguales, un excelente renacimiento musical de una artista realmente única

 

 

11 Preoccupations – Preoccupations

Ha costado tiempo (casi siete meses debatió la banda sobre ello) pero finalmente la banda anteriormente conocida como Viet Cong consiguió encontrar nuevo nombre para su grupo. Un nombre que se ajusta perfectamente a su estética oscura, y sus letras sobre obsesiones enfermizas y trastornos. Este nuevo nombre viene acompañado de un nuevo disco soberbio, que supera incluso a su debut como Viet Cong, un excelente trabajo de corte post punk, sonido industrial y abrasivo que viene a demostrar que independientemente de los nombres, la calidad y el talento del grupo permanece inalterable.

 

 

10 Blood Orange – Freetown Sound

Dev Hynes ha sido durante tiempo mucho mas que Blood Orange, su labor como productor y compositor para otros (desde Jessie Ware o Kylie Minogue, a Chemical Brothers o Skepta) y su influencia en el pop/R&B actual es innegable. Últimamente se ha volcado su genio en su alter ego musical, y este año nos ha dejado el tercer disco de Blood Orange. Un trabajo que representa la cúspide de su música, un disco que habla de sus raíces (de como sus padres se mudaron desde Sierra Leona a Londres con apenas veinte años) y de sus realidades (de su propia marcha desde Londres a NY a esa misma edad) y sus inquietudes (lo que supone ser afroamericano tanto en Londres como en América en estos tiempos). Un trabajo con un claro componente biográfico, racial y emotivo para el propio Hynes, y que musicalmente aúna un conjunto de influencias y sonidos con acento en el pop y r&b ochentero y el funk que solo el genio de Hynes podría componer de manera tan magistral.

 

 

9 Kyle Craft – Dolls of Highland

Puede ser hasta cabalistico que el año en que Bowie nos ha dejado, uno de los debuts del año haya sido el de Kyle Craft. Un músico que tiene al genio británico como principal y poderosa influencia, concretamente al Bowie camaleonico, glam y cabaretero de “Hunky Dory”, de la época dorada del glam rock. Epoca que Dolls of Highland rememora de la mano de este joven de Louisiana. Un trabajo que se gesto en una lavandería después de la tormentosa ruptura de una relación de ocho años, un álbum con un aureola de cuento gótico y carnavalesco que mezcla esa mitología sureña de Nueva Orleans de crápulas, voodoo, siniestros, crápulas y vampiros coloniales con el glam de los 70, con un resultado explosivo y espectacular, un disco lleno de historias fantásticas y burlescas con el que pasar el mejor de los ratos.

 

 

8 Hamilton Leithauser + Rostam – I Had a Dream That You Were Mine

Sin duda una de las mejores noticias de este año ha sido la vuelta de Hamilton Leithauser, el frontman de The Walkmen, que une sus fuerzas a ese hombre orquesta que es el ex- Vampire Weekend, Rostam para sacar un álbum con un innegable aire retro y que sin embargo suena diferente. Un disco que presenta un conjunto de estilos de lo mas variado (desde el synth-pop al country pasando por el rock mas clasico) con un aire vintage y una composición sincera y alejada de efectismos que sirve para ratificar a ambos artistas que venían de criticas y dudas creativas en su carrera.

 

 

7 Pinegrove – Cardinal

El debut de la banda de Nueva York es una de esas pequeñas joyas de la música independiente que todo el mundo debería descubrir pero pocos escucharán. Un trabajo que se inspira en las raíces del alt-country y del rock indie americano de los noventa desde Built to Spill a Wilco, en un trabajo de tan solo 8 canciones pero que tiene una densidad emocional y una variedad sonora notable, un disco con un toque intimista y algo melancólico que deja con ganas de escuchar más de una banda que esperemos que nos traiga muchos discos como este en el futuro.

 

 

6 Money – Suicide Songs

Si ya en su debut el cuarteto de Manchester dejo un excelente recuerdo con su musica brumosa y depresiva pero de indudable belleza, 3 años después “Money “(convertido en un trió) retornan con un disco que vuelve a ahondar en su desdichada existencia carente de toda esperanza por la que discurre su vida auto destructiva. El grupo musicalmente se ha instalado en un solvente folk-rock que si bien tiene lugares comunes con algunos de los grupos folkie mas conocidos de UK, no duda de despojarse de las guitarras eléctricas y apoyarse en la música celta para dotar de un aire melancólico a su música que suena mas evocadora que nunca, ayudada por el maravilloso trabajo de su frontman a la hora de poner todo su corazón cantando los temas.

 

 

5 Thao & The Get Down Stay Down – A Man Alive

Cuando un grupo que lleva ya varios trabajos a sus espaldas pasa del mas estricto anonimato underground (en este caso en la escena de San Francisco) a las portadas de los medios, aunque sean independientes, te preguntas como es posible que nadie se fijase en ellos antes, este es el caso de Thao Nguyen frontwoman de Thao & The Get Down Stay Down (que básicamente eran los músicos que la solían acompañar de gira y hace varios años se formalizaron en banda) y es que no solo ella tiene una carrera en solitario, sino que el grupo cuenta con tres discos anteriores, y sin embargo este año han dado el salto con este sensacional disco, que aúna art rock, freak folk y pop africanista para resultar en un sonido que podía definirse como mezcla de Regina Spektor, Tune yards y St Vicent. Un sensacional cóctel que encandila aunque abruma en un principio y mejora cuanto más se escucha.

 

 

4 Mitski – Puberty 2

Una de las sensaciones del año ha sido el cuarto trabajo de la japonesa afincada en Brooklyn Mitski, un maravilloso disco de indie rock con un innegable toque punk y emo, que otorga al disco una clara perspectiva contestataria, pero que en su interior goza de una ingente cantidad de influencias, así, pasamos del sonido Weezer de guitarras distorsionadas de “Best American Girl” a la mejor St Vicent en “Crack Baby”, dejando por el camino guiños al girl group sesentero, el dream pop o el folk. Un excelente trabajo que mejora todo lo ofrecido por la aún joven (25 años) cantautora que sin duda ha dado un autentico paso de gigante de calidad con este disco.

 

 

3 Car Seat Headrest – Teens of Denial

Contábamos el año pasado que Will Toledo había reunido una colección de sus trabajos amateurs para una remasterización en una suerte de disco recopilación que servia de introducción a su fichaje por Matador Records. Ahora, un año después, Car Seat Headrest ha publicado su primer disco propiamente dicho, en un trabajo que no solo recoge todo lo apuntado en sus maquetas sino que lo maximiza, para situarse como referente en inde rock actual. Su sonido de guitarras pesadas, acordes punk, arreglos arty muy al estilo Yo La tengo, Pavement y tantos otros referentes noventeros. En un trabajo que supera todas las cotas previas de su jovencisimo autor en un impresionante conjunto que dejara huella y que suele marcar a una generación.

 

 

2 Daughter – Not to Disappear

El segundo trabajo de los británicos es gran paso adelante con respecto a su debut que aun cargado de buenas intenciones (y algún que otro temazo impresionante como “Youth”) era algo contenido en muchos momentos. En este trabajo, en cambio, nos dejan un sonido más consolidado y sobretodo ampliado, enriquecido gracias a los sintetizadores y las bases electrónicas que se usan con profusión para dotar al sonido de un aire mas oscuro y grandilocuente algo alejado del folk que impregnaba su debut pero sin perder ese pose tranquilo ese gusto por macerar las canciones y dotarlas de atmósferas densas y oníricas propias del Dream Pop, abrazando la instrumentalidad del post rock en un disco mucho mas complejo musicalmente, y que termina por ser un autentico éxito por su extraordinaria calidad.

 

 

1 Angel Olsen – My Woman

La cantante de Misouri Angel Olsen ya nos dejo en “Burn Your Fire For No Witness” la muestra de su extraordinario talento. Pero este año ha dado un paso mas allá, ampliando las miras de su indie folk intimista en este “My Woman”. Un disco que incorpora a su sonido potentes y distorsionadas guitarras rockeras, que presentan el contrapunto de intensidad perfecto a la voz de una cantautora que suena mas poderosa que nunca. dotada de una voz maravillosa, el disco se mantiene en niveles excelsos gracias a ese don y las excelentes composiciones que relatan los vericuetos de su propia personalidad (el disco es una especie de homenaje, viaje introspectivo, sobre ella misma) y fuerza como mujer. Un disco que resulta tan sensible como contundente, tan delicado como polvoriento, y que encandilara a todo el que lo escuche, por eso esta en lo mas alto de nuestra lista de lo mejor del año.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s