Recomendaciones Mensuales

Recomendaciones Mayo – Junio

En pleno verano, con la mitad de vosotros disfrutando de las vacaciones y la otra mitad contando los días para hacerlo, vamos a repasar lo mejor que nos han dejado los meses de Mayo y Junio musicalmente hablando. Un par de meses que siempre suelen ser una época bastante prolífica en lanzamientos de calidad, pero este año incluso se han superado las expectativas. No en vano hemos tenido muchos y muy buenos discos en estos dos meses de primavera, lo que ha puesto un gran broche a una primera mitad de 2018 notable. Es hora pues de reseñar los mejores trabajos de estos dos meses tan prolíficos.

 

Wax Idols – Happy Ending

El tercer disco de la banda capitaneada por Hether Fortune que parece totalmente repuesta de problemas personales que le llevaron a abandonar White Lung (su otra banda) hace algunos años, completa el cambio de estilo musical del grupo. Su primer disco allá por 2013 era un oscuro conjunto de post punk y estética sado, mientras que en su segundo trabajo ya dejaban entrever ese giro hacia el shoegaze gótico que han completado en este disco. Melodías ochenteras, ambientes brumosos y letras melodramáticas, para otro nuevo disco solvente de la banda californiana.

 

 

Screaming Females – All at Once

Séptimo álbum de la banda punk de New Jersey, un álbum de madurez, tras un par de trabajos algo flojos pero en los que consiguieron conformar un estilo concreto alejándose de ese batiburrillo de estilos y melodías algo caótico que lucían en los brillantes pero irregulares primeros discos. Ahora el trió se centra en el punk rock, con pequeños guiños a otros sonidos como el pop punk, el post punk y el ska y colaboraciones de ilustres como Brendan Canty (Fugazi). Un disco contundente y bien trabajado que pasa por ser el mejor trabajo de la banda.

 

 

Arctic Monkeys – Tranquility Base Hotel & Casino

La banda de Alex Turner siempre se ha caracterizado por su inquietud para incorporar a su sonido diferentes estilos musicales, siempre confiriendo su toques particular al mismo. En este disco el sexto de su carrera, y el que más ha tardado en cocinarse (casi cinco años), la banda nos deja un nuevo cambio de estilo, seguramente el mas radical hasta la fecha, abrazando un soft rock setentero y crápula y canallita donde las guitarras comparten protagonismo con los teclados y que se asemeja más a lo que Turner hace con Miles Kane en Last Shadow Puppets. Un disco más pausado y reflexivo que los anteriores, menos inmediato y que pese a haber recibido criticas dispares, a mi me parece un buen trabajo al que hay que dedicarle algún tiempo para entrar en ese universo nuevo que quieren representar los británicos.

 

 

Half Waif – Lavender

El trió de brooklyn publica su tercer álbum, un disco de nuevo comandado por la inmaculada voz de Nandi Rose Plunkett y dedicado al amor. En especial al amor familiar, y a las figuras femeninas de la familia de Rose, poniendo el acento en los últimos instantes de su madre, que afrontaba sus últimos días durante la grabación del disco y que finalmente falleció en el proceso de post produccion del disco. Un disco precioso y preciosista, en donde las melodías synth-pop y los innumerables arreglos quedan algo ensombrecidos por la alargada sombra que proyecta la poderosa y cristalina voz de Rose.

 

 

Courtney Barnett – Tell Me How You Really Feel

Es obvio la importancia que el disco que Courtney Barnettpresento el año pasado junto a Kurt Vile ha tenido para este segundo disco de la cantautora australiana. Un disco siempre difícil que la artista ha solventado con notable, incorporando a su siempre mordaz rock ese sonido modorresco del americano y que tan buena onda transmite. Un disco algo menor que el de debut pero que no desmerece en absoluto la hasta ahora excelente carrera de la australiana.

 

 

Janelle Monae – Dirty Computer

Más de una década después de comenzar su carrera con esos excelentes EPs de “Metropolis”. La artista de Atlanta publica este nuevo trabajo, su cuarto LP consagrada como una estrella del R&B actual. A consecuencia de esto el disco presenta dos caras contrapuestas, por un lado nos presenta a la Janelle Monae desprovista de conceptualismos (que han dominado su carrera) y más combativa y honesta de su carrera, que expresa sus opiniones feministas sin tapujos. Por otro lado, en lo musical, se nota esa influencia mainstream, que configura un disco más conformista y convencional en lo sonoro, más aun para una artista que rozaba el sobresaliente en todo lo que hacia y que ahora nos presenta un álbum con varios temas notables y otros mas olvidables. Un conjunto notable pero alejado de sus mejores discos, y que sobretodo destaca por sus significados.

 

 

War on Women – Capture the Flag

Segundo trabajo de la banda de Baltimore, que se definía en su debut a si misma como una mezcla entre Bikini Kill y Metallica (si eso fuera posible). Lo cierto es que el disco es una nueva muestra de su sonido directo y sin cortapisas, sus letras combativas y su sonido rabioso y contestatario. Un excelente disco que mejora su debut, para una banda que no se queda en las letras y lleva su activismo radical a cualquier sitio donde actúa, conformando talleres, círculos de debate y toda clase de eventos para concienciar, e informar sobre sus ideas y los problemas que rodean a la sociedad actual.

 

 

Leon Bridges – Good Thing

Tras un disco de debut que era un ejemplo de ortodoxia del soul de los sesenta. Leon Bridges ha decido dar un toque más actual a su música para evitar encallarse en el revivalismo sesentero, lo que no ha gustado a todo el mundo. Personalmente creo que es un sabio paso hacia delante, porque esta modernización se ha hecho con gusto y sin caer en territorios demasiado manidos. Así estamos ante un disco que combina el soul y el R&B sesentero con toques actuales, pero sin perder un evidente aire retro al que ayuda el de Teenessee con sus letras románticas y clasicotas.

 

 

Iceage – Beyondless

Tras cuatro años de espera, el cuarto trabajo de la banda danesa es un giro brillante de timón sin abandonar su alma punk. Si en sus comienzos la banda se caracterizaba por capturar la esencia del post punk en canciones oscuras y enfadadas, ahora su música gira hacia un punk de esencia blues. Un disco de canciones desgarradas donde el enfado y la ansiedad no lo marcan tanto las guitarras como las atmósferas que recuerdan a gente como Nick Cave, en un disco donde Elias Bender Rønnenfelt vuelve a demostrar su talento para gestionar con maestría la carrera de una banda tan joven, en un trabajo donde también destaca la colaboracion con su novia Sky Ferreira para dar ese toque incluso jazzy en muchos momentos a un disco diferente y sobresaliente.

 

 

Father John Misty – God’s Favorite Customer

A estas alturas Father John Misty el alter ego (con mucho de lo segundo) de Josh Tillman, es ya seguramente una de las personalidades del indie de esta década. Nadie como el para crear canciones perfectas, armoniosas y con ese pose contundente y trascendental. Un maestro que recuerda a los crooners que ocupaban el escenario en la época del soft rock setentero. Este nuevo disco del artista es una demostración más si cabe aun más redonda de su genio musical. Un conjunto de canciones fruto de un encierro en un hotel de nueva york durante un par de meses en donde Tillman compuso las canciones que reflexionan sobre la vida, sus miedos y sus cargas.

 

 

Let’s Eat Grandma – I’m All Ears

Pocos podían esperar, tras escuchar “I Gemini”, el disco de debut del dúo británico Let’s Eat Grandma que estas dos jovencitas sacarían un segundo álbum tan soberbio como este “I’m All Ears”. Si bien su primer disco era un trabajo entretenido y diferente, era un disco menor, dos chicas británicas que rapeaban sobre bases pop (unas Shampoo millenials). Un par de años después, sabiamente aconsejadas y producidas entre otros por la gran SOPHIE, “I’m All Ears”
es un excelente disco de pop vanguardista, 11 canciones que parece que están vivas y van cambiando y evolucionando a lo largo de su duración, siempre con una produccion inmaculada. Un grandisimo trabajo para poner a estas dos jóvenes en el primer plano de la actualidad musical.

 

 

Snail Mail – Lush

Ya hablamos hace poco de Snail Mail y de su jovencísima frontwoman Lindsey Jordan con motivo del lanzamiento de “Habit”, su EP de 2016. Dos años después de ese adelanto que tan buenas cosas apuntaba, la banda presenta finalmente su LP de debut. Un disco sereno, sincero y excelente. Un trabajo donde Lindsey consigue fabricar un sonido propio a base de rock calmado y limpio(a la adolescente le aterraba la idea de crear un disco Lo Fi) en el que se aprecian toda clase de influencias, desde el indie rock de los ochenta y los noventa (que ella nunca vivió) a los ídolos pop actuales. Todo con una naturalidad y serenidad impropia de su edad. Un magnifico disco que desde ya pasa a ser de lo mas destacado no ya del año, si no de los últimos años en el indie rock.

 

 

Parquet Courts – Wide Awake!

El cuarto trabajo de los de Brooklyn es una autentica gozada. Un disco en el que se nota de manera evidente la mano en la produccion de Danger Mouse, que convierte el siempre alocado y muchas veces desperdigado punk del grupo en una suerte de dance-punk que sin perder su virtuosismo resulta bailable y disfrutable como nunca. Una evolución extraordinaria para un grupo que siempre ha ido sobrado de talento pero no tanto de coherencia para crear discos consistentes y contenidos. Ahora, han logrado eso y mas, han logrado crear un disco sobresaliente en el que no podrás dejar de bailar cuando lo escuches.

 

 

Beach House – 7

Terminamos con una de esas bandas que parece incombustibles. Cuando muchos pensábamos que el duo de dream pop de Baltimore nos había dejado ya sus mejores trabajos a principios de la década (con los sobresalientes “Teen Dream” y “Bloom”). Cuando parecía que sus trabajos posteriores carecían de la magia y las atmósferas cautivadoras que siempre nos habían fascinado de su música, nos regalan ahora un disco extraordinario a la altura de los mejores de su carrera. Un trabajo para el que han contado con Sonic Boom (de Spacemen 3 entre otros) para otorgar a su sonido nuevas estructuras, matices y efectos, con el que, sin abandonar nunca el dream pop, si que consiguen volver a sorprendernos y engatusarnos en un trabajo que rezuma calidad por los cuatro costados y entra directamente a pelearse por ser el disco del año.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s