Recomendaciones Mensuales

Recomendaciones Musicales (Mayo – Junio)

Metidos ya en el tórrido calor estival y después de unas merecidas vacaciones, es hora de retomar el blog para dar cuenta de los mejores discos de la segunda parte de la primavera y el principio del verano, un periodo que normalmente es prolífico en lanzamientos, y que este año no ha sido menos, con auténticos discazos y un buen numero de grandes trabajos que, sin mas dilación, pasamos a reseñar, es hora de refrescarnos un poco con buena música.

 

Kaytranada – 99.9%

Louis Kevin Celestin aka Kaytranada era una figura conocida en el mundo del Soundcloud donde había ido colgando retazos de su música en los pasados años, ahora, este haitiano afincado desde nacimiento en Canadá (y perteneciente a la escena de Montreal) ha sacado su disco de debut. Un trabajo que combina sus raíces en forma de influencias caribeñas (desde ritmos africanos a sonidos latinos y dominicanos) con hip-hop, propuestas electrónicas y de R&B, al tiempo que se rodea de un conjunto notable de interpretes (desde Anderson Paak a Phonte) para darle vida a sus temas y sampleados. Un LP notable que conseguirá entretenernos y hacernos bailar en verano.

Kaytranada – 99.9%

 

 

Marissa Nadler – Strangers

El séptimo disco de la cantautora de Massachusetts, el tercero con su nuevo sello, sigue manteniendo por encima de todo ese componente oscuro y gótico que Marissa Nadler parece desprender de manera casi automática en todo lo que hace. Y es que la joven americana tiene de mujer oscura, salida de algún cuento de fantasía medieval y de voz gélida y cristalina. En este nuevo trabajo cabe destacar que, musicalmente, se aleja algo del folk para adentrarse en territorios mas rockeros, siempre dentro de una instrumentación algo minimalista de la que siempre han hecho gala sus discos.

Marissa Nadler – Strangers

 

 

Modern Baseball – Holy Ghost

Los amantes del pop-punk y el emo llevan tiempo de enhorabuena, lejos quedan las mofas y la miriada de grupos semi adolescentes de música ramplona y ñoña. Son tiempos en los que algunos de los grupos mas significativos en el emo están dando mucha de la mejor música del indie-rock actual, este mismo mes dos discos se cuelan en este repaso. El tercer disco de Modern Baseball, el primero tras la cancelación de su gira australiana (debido a los problemas mentales y con las drogas de uno de sus frontmans Brendan Lukens), es un disco que reafirma la condición de la banda como referencia, y cuya música y estilo sobrepasa el simple emo, sus canciones siguen contando el devenir de la vida para un post adolescente depresivo y con problemas sociales, con las redes de internet y los constantes fracasos y desengaños amorosos como temas principales de un disco bastante redondo, que no decae en ningún momento.

Modern Baseball – Holy Ghost

 

 

James Blake – The Colour in Anything

Tras un año de retraso y larga espera por fin llego el tercer trabajo del melancólico artista de Londres. Un disco grabado en California a las ordenes del mítico Rick Rubin y con multiples colaboraciones que musicalmente mantiene ese tono gris y nostálgico de su música. Un trabajo que argumentalmente gira en torno al amor como tema único y que comienza con una tortuosa ruptura para abarcar casi todas las facetas y caras del mismo. Tras los rumores para explicar el retraso en el lanzamiento, este trabajo sirve de confirmación del talento de Blake , o mas bien de que este no esta ni mucho menos agotado o en crisis como algunos se aventuraron a difundir cuando el disco no salio la primavera pasada, visto el resultado, tenemos James Blake para rato.

James Blake – The Colour in Anything

 

 

The Hotelier – Goodness

Si antes hablábamos de Modern Baseball como una de las referencias del nuevo emo que consigue éxitos de critica y publico, ahora toca hablar de otro de esos grupos. Tras el espectacular Home, Like NoPlace Is There (si alguien no ha escuchado “Your Deep Rest” ya tarda, seguramente una de las canciones que marcan una generación) The Hotelier vuelven dos años después con un disco mucho mas variado musicalmente, pues como les ocurre a otros compañeros de estilo (como The World is a Wonderful Place…) la etiqueta emo se les queda muy pequeña y su música ha adquirido ya la dimensión de rock global y multidisciplinar, esta apertura de miras se observa también en el tono mas positivo y filosófico del disco, con una clara intención de seguir adelante con tu vida, y viviría trascendente y que tenga sentido.

The Hotelier – Goodness

 

 

Jessy Lanza – Oh No

La cantante de Hamilton, en Ontario, publica su segundo disco, grabado bajo la tutela de Jeremy Greenspan (uno de los miembros de Junior Boys)y que presenta un estilo mas amplio y variado musicalmente que su primer disco, que básicamente se sostenía bajo los sintetizadores y el dubstep melancólico. Ahora, nos encontramos con un trabajo que se nutre de jazz, funk, pop minimalista o R&B noventero, para confeccionar un disco mas festivo o, cuanto menos, contestatario en un intento de la cantante por escapar de ese halo depresivo y de tristeza que parece envolverla.

Jessy Lanza – Oh No

 

 

Whitney – Light Upon the Lake

Whitney tiene su germen en la parte instrumental de los desaparecidos Smith Westerns y es que el bajista y guitarrista del desaparecido grupo de Chicago fueron los que formaron este proyecto, y ahora por fin presentan este LP de debut en el que mantienen gran parte de su sonido anterior, ya que pueden apreciarse referencias constantes al pop y rock de los setenta y sesenta y un cierto aire country, si bien el glam, que era una de las señas identitarias de los Smith Westerns se ha diluido bastante(seguramente porque su principal valedor en esa banda era Cullen Omori su frontman y que ha sacado también disco, algo flojo, este año). En definitiva, un disco de carácter algo mas clasico pero que tiene ese toque vintage de pop/rock bien hecho y una claro sello estilístico de sus autores.

Whitney – Light Upon the Lake

 

 

Dälek – Asphalt for Eden

Tras un hiato de 6 años, con cambio de formación y frontman incluida, vuelven Dälek una banda que mezclaba como nadie las guitarras metaleras, el sonido industrial y el hip-hop de claro mensaje reivindicativo y activista de izquierdas. En este nuevo disco la banda se aleja de los machacones ritmos industriales y potencia su sonido Hip-hop mas underground, lo que no le resta contundencia y potencia a su sonido, ni a su mensaje contra el colonialismo, el imperialismo americano y la globalizacion económica y cultural.

Dälek – Asphalt for Eden

 

 

Nothing – Tired of Tomorrow

Hace ya años que el shoegaze guitarrero paso de moda, hasta ser casi denostado por la critica ante el intento de cualquier advenedizo de sacar algo parecido. últimamente bandas como Cheatahs o Nothing han intentado devolverlo a la vida, a diferencia de los primeros que intentan emular a gente como My Bloody Valentine, Nothing se inclina mas por un shoegazing de guitarras heredadas del metal, muy al estilo Deftones, pero otorgando a su música un importante componente de pop alternativo en vocales y arreglos, para conseguir en la composición final un toque personal y genuino, y ofrecer muy buen disco para una banda que parece haber encontrado su estilo.

Nothing – Tired of Tomorrow

 

 

Blood Orange – Freetown Sound

Dev Hynes es mucho mas que Blood Orange, su labor como productor y compositor para otros (desde Jessie Ware o Kylie Minogue, a Chemical Brothers o Skepta) y su influencia en el pop/R&B actual es innegable. De un tiempo a esta parte ha volcado su genio en su alter ego musical, con el que vuelve ahora con su tercer disco bajo el pseudonimo Blood Orange. Un disco que representa la cúspide de sus trabajos anteriores, que habla de sus raíces (de como sus padres se mudaron desde Sierra Leona a Londres con apenas veinte años) y de sus realidades (de su marcha desde Londres a NY a esa misma edad y de lo que supone ser afroamericano tanto en Londres como en América). Un trabajo con un claro componente biografico, racial y emotivo para el propio Hynes, y que musicalmente aúna un conjunto de influencias y sonidos con acento en el pop y r&b ochentero y el funk que solo el genio de Hynes podría componer de manera tan magistral para lograr un trabajo que debe ser incluido ya junto a otros alegatos musicales de primera magnitud como el “Pimp a Butterfly” de Kendrick Lamaar, o el “Brown Sugar” de D’Angelo.

Blood Orange – Freetown Sound

 

 

Car Seat Headrest – Teens of Denial

Contábamos el año pasado que Will Toledo había reunido una colección de sus trabajos amateurs para una remasterizacion en una suerte de disco recopilación que servia de introducción a su fichaje por Matador Records. Ahora, un año después, Car Seat Headrest publica su primer disco propiamente dicho, con un sonido continuista respecto a la remasterizacion de sus antiguos trabajos, y que tiene como referente el inde rock de guitarras pesadas, acordes punk y sonido arty, muy al estilo Yo La tengo en un trabajo que supera todas sus cotas previas y coloca al cantautor como una de las referencias del indie rock actual, gracias a su sonido personal y afilado.

Car Seat Headrest – Teens of Denial

 

 

Luh – Spiritual Songs for Lovers to Sing

Últimamente vemos muchos proyectos electrónicos surgir cuasi como un supergrupo de talentos reunidos para el mismo, es el caso de Luh formado por la conjunción entre Ellery Roberts el frontman de una banda tan peculiar como WU LYF, Ebony Hoorn una artista visual de proyecciones y The Haxan Cloak un productor electrónico de música ambient, drone e instrumental. Este su primer trabajo es un disco de sonido grandilocuente, majestuoso y épico por momentos, en el que la peculiar voz de Ellery atrae poderosamente entre distorsiones y percusiones machaconas de corte industrial, en un disco denso y hermoso a partes iguales, donde la lírica y el sonido electrónico se dan la mano y copulan hasta el extremo, un torrente musical que se desborda en ocasiones dando aun mas encanto al conjunto.

Luh – Spiritual Songs for Lovers to Sing

 

 

Mitski – Puberty 2

Terminamos este repaso a lo mejor de estas semanas, con un disco monumental de una de las sensaciones del momento, hablamos del cuarto trabajo de la japonesa afincada en Brooklyn Mitski, un maravilloso disco de indie rock con un innegable toque punk y emo, que otorga al disco una clara perspectiva contestataria, pero que en su interior goza de una ingente cantidad de influencias, asi, pasamos del sonido Weezer de guitarras distorsionadas de “Best American Girl” a la mejor St Vicent en “Crack Baby”, dejando por el camino guiños al girl group sesentero, el dream pop o el folk. Un excelente trabajo que mejora todo lo ofrecido por la aun joven (25 años) cantautora que sin duda ha dado un autentico paso de gigante con este disco.

Mitski – Puberty 2

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s