Uncategorized

Recordando a: ‘The Walkmen’

El 29 de Noviembre del pasado año nos sorprendió la noticia que anunciaba la separación por tiempo indeterminado de The Walkmen, según sus componentes se trata de un “hiato extremo”, provocado por las nulas ganas que tienen sus miembros de volver a grabar juntos ahora mismo, y para centrarse en sus carreras personales, una decisión respetable que ciertamente suena a ruptura definitiva, una decisión que por encima de todo nos deja huérfanos de una de las grandes bandas indie rock de la pasada década, hoy desde aquí vamos a rendirles un pequeño y sentido homenaje, así como repasar la trayectoria de una banda que siempre ha mantenido un nivel de calidad muy elevado, evolucionando su sonido hasta conseguir impregnar cada álbum de un sello característico y personal absolutamente arrebatador.

 


 

Inicio

The Walkmen han mantenido siempre la misma formación desde sus comienzos, algo que no es tan común en los grupos y que ha sido tanto causa de su éxito como de su ruptura, liderada por Hamilton Leithauser su frontman, con Paul Maroon a la guitarra, Peter Bauer al bajo, Walter Martin al órgano y Matt Barrick a la batería, la banda se formo nació en el 2000 después de la ruptura de las bandas en las que se encontraban sus integrantes, especialmente “The Recoys” la banda de Leithauser y Bauer, todo el grupo ya se conocía desde los tiempos del instituto en Washington DC, aunque en aquel momento todos vivan en Harlem formando parte de la escena underground de Nueva York, fue allí donde el conjunto empezó a dar sus primeros pasos, debutando en los pubs del East Village.

 

Everyone Who Pretended to Like Me Is Gone

La portada de su debut. Una impactante foto de Lewis W. Hines tomada en St Louis.

En Marzo de 2002, The Walkmen finalmente publicaban su LP de debut, “Everyone Who Pretended to Like Me Is Gone”, un álbum que sentaba las bases del sonido del grupo, influenciado por los pasados garajeros de sus integrantes y por el revival Post punk que estaba en boga en esos momentos, mas aun en la escena neoyorkina con bandas como Strokes o Interpol, el disco aportaba a esta escena un sonido mucho mas variado que el simple post punk, desde el coqueteo con los pianos y el blues rock hasta la inclusión de sonidos espaciales y distorsionados, recuerdo de bandas neoyorkinas míticas como la velvet Underground, todo aderezado con la voz particular de Leithauser, un disco que si bien era excelente tenia un pero, precisamente lo disoluto de su sonido que impedía visualizarlo como un conjunto definido y que a veces hacia que los temas deambulasen sin un rumbo fijo.

 

 

‘The Rat’ y ‘Little House of Savages’

Secuencia del video de “the Rat”

El exito de critica cosechado en su álbum de debut permitió a la banda labrarse un nombre y firmar con Record Collections, en donde comenzaron a trabajar en su segundo disco “Bows+Arrows” que vería la luz en 2004, un paso adelante decidido y firme con un disco definido por un sonido mas agresivo y directo que le valió ser considerado como uno de los mejores trabajos del año, un LP soberbio en el que dos temas sobresalían por encima del conjunto, dos canciones contrapuestas pero unidas por la fuerza que desprenden, “Little House of Savages”, en donde bajo un riff garajero repetitivo Leithauser se embarca en un ejercicio de histrionismo vocal que termina definiendo como nadie el sonido de The Walkmen y “The Rat”, que termino convertida en una de las canciones de la década, una explosión de rabia y sonido absolutamente arrebatadora, liderada por el frenético ritmo de una batería diabólica y la voz entrecortada y rabiosa de un Leithauser en estado de gracia que representa sin duda el culmen de su carrera.

 

 

Madurez

“You & Me” su cuarto disco

Asentados como una banda referencia en el panorama indie, The Walkmen, como todas las bandas del revival post punk, fueron testigos de la sobresaturación del genero mediada la pasada década, a diferencia de otros grupos, la banda de Washington tenia bastante claro el camino que seguir en sus futuros trabajos, aun con ello su tercer disco “A Hundred Miles Off and Pussy Cats”, publicado en 2006, es seguramente el mas flojo de su carrera, pero en el se aprecia el camino que iba a seguir la banda en los siguientes años, un sonido mas pausado que se acercaba sin disimulo al folk sin perder los argumentos diferenciales de una banda que siempre ha gustado de sonidos distorsionados y guitarras estridentes que formaban riffs consistentes, y aderezádos con arreglos y sonidos bluseros, un disco en el que se notaba que a esa mezcla aun le faltaba consistencia, consistencia que llego con “You & Me”, su cuarto trabajo en 2008, un disco que no solo volvió a ganarse a toda la critica, sino que consiguió unas cifras de ventas mas que respetables, un trabajo mas intimo, mas adulto, y en donde descubrir a unos The Walkmen mas cercanos y emotivos.

 

 

Lisbon y Heaven

“Heaven”, su ultimo disco.

Entrando en la nueva década, la fuerza y salud de la banda estaba en su apogeo, aclamados por la critica y en un periodo creativo excelente que pudo atestiguarse en el verano de 2009 en donde la banda grabo hasta 28 temas en espacio de un par de meses, 11 de los cuales verían la luz el año siguiente en “Lisbon” su siguiente disco, que profundizaba en el sonido alcanzado en “You & Me”, 2010 fue, ademas, un año de festivales y giras que ratificaron la situación de The Walkmen como referente de la escena indie; Fieles a su cita, en 2012 (siempre han sacado disco en año par desde 2002) The Walkmen saco su sexto álbum, a la postre el ultimo “Heaven”, un álbum a la altura de “You & Me” en donde se podía contemplar el trabajo de una banda veterana que manejaba todos sus registros acumulados en los años pasados con una solvencia y veterania impresionante, la quintaesencia de lo que una banda debe ser, un perfecto conjunto de elementos individuales en armonía.

 

 

Despedida y cierre

Leithauser y Bauer

Tras la extensa gira de 2012 y que termino en el otoño de 2013 la banda ha optado por seguir caminos diferentes, Leithauser sacara disco en 2014, para el que se ha rodeado de un montón de colaboradores, en su mayoría folkies (como Morgan Henderson de Fleet Foxes), así mismo Bauer también tiene terminado su disco en solitario, por su parte Martin va a lanzar un LP para niños y poco se sabe de las carreras de Maroon a Barrick, lo cierto es que la banda perfecta, el arquetipo de conjunto que funcionaba se ha desecho, seguramente por el hartazgo de ser The Walkmen todos estos años, y las ganas de buscar nuevos horizontes y nuevas metas, lo cierto es que es difícil que sus carreras en solitario llenen el vació que nos dejara la ausencia de sus discos y el silencio que no cubrirán sus nuevos temas… descanse en paz The Walkmen, una banda que estará por y para siempre en el cielo de la música.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s