Dancehall · Reggae

It’s a dancehall ting: La historia del dancehall (vol I)

Cuando uno piensa en la música caribeña, le vienen a la mente ritmos cálidos y alegres, cuando uno concreta y piensa en la música jamaicana, piensa, ademas, en sonidos melódicos y relajados que invitan al sosiego, a sentirse bien con uno mismo y a ser feliz, uno piensa en Bob Marley y su Reggae, o en el Ska de grupos como los Skatalites. Pocos sabrán, y esperaran, que la escena de la música Jamaicana actual (y en los últimos 15 o 20 años) este mas orientada a otro sonido, nacido del Reggae y que tiene como objetivo las pistas de baile y los sonidos agresivos y directos. Esta entrada doble repasara la historia de ese sonido.

La semilla del dancehall nació a finales de los 70 en Jamaica, mas como un cambio de actitud y letras, que como un cambio de estilo musical, las letras del reggae pasaron de valores internacionales como el amor, la amistad y la felicidad, a valores locales, se hablaba de violencia, y de desigualdades e injusticias en Jamaica, también empezó a crecer la temática sobre valores del movimiento rastafari (La repatriacion, el culto a Jah, la bendición de la marihuana entre los mas destacados) y por ultimo empezaron a salir muchos temas que versaban sobre baile o sexo, así, artistas como Barrington Levy, Junior Reid, Don Carlos, Frankie Paul, Yellowman o Lone Ranger fueron copando los éxitos y sus sonidos se orientaban hacia este proto-dancehall.

El cambio de sonido se produjo a mediados de los 80, cuando cada vez mas artistas y DJ’s se apoyaban en ritmos electrónicos creados con teclados, a lo que posteriormente se añadirían sampleados. Seguramente el primer éxito de este nuevo ritmo fue el Sensi Addict de Horace Fergusson, esta revolución produjo una ola de nuevos artistas y de producción desbocada de dancehall en la isla, había nacido un estilo que no tardaría en separarse de la estética y los valores del Reggae tradicional.

A finales de los 80 y principios de los 90 el dancehall empezó a ser un sonido consistente y reconocible independientemente del reggae, sonidos mas agresivos, mas bailables y mas machacones, sobre sampleados o ritmos electrónicos, inundaban la escena musical Jamaicana, y pronto llegarían al resto del mundo.

Con temas como este de Chaka Demus & Pliers o el Mr Loverman de Shabba Ranks el éxito del Dancehall se precipito fuera de Jamaica a principios de los noventa, si bien eran éxitos esporádicos, y diferentes a los que sucederían la década posterior, fueron un espaldarazo para la escena local jamaicana y de las islas de los alrededores. Estos éxitos se salpicaban con habituales polémicas, gracias a las continuas acusaciones desde los USA, de violencia, y homofobia que salpicaban a los artistas (como las que precipitaron la caída de popularidad de Buju Banton por su reconocida homofobia, tras el éxito de su Champion).

Pese a todo, en Jamaica, la escena seguía creciendo a gran ritmo una miriada de artistas surgían cada año, fue la época de las Gansta Lyrics y éxitos como Ghetto Red Hot de Supercat o the Stopper de Cutty Ranks dejaban claro la estética violenta y agresiva del nuevo sonido que calaba en los Ghettos jamaicanos, y también en los de USA.

La segunda mitad de la década, estuvo marcada por la progresiva madurez del genero, ahondando en la estética agresiva, bailable, violenta, profundamente sexual y homófoba, así como por la aparición de las primeras estrellas femeninas del genero (que pese a todo sigue siendo profundamente machista) como Tanya Stephens, Lady G o Lady Saw. Pero fue sobretodo la época de la rivalidad entre los dos mejores dj’s del momento Bounty Killer sin duda mas talentoso como reflejo en My Xperience (su mejor disco y seguramente uno de los mejores hechos en el dancehall) y Beenie Man mucho mas popular ya desde pequeño y que cosecho mas éxitos en esa década y la siguiente, una rivalidad que se expresaba en ataques sobre la calidad como dj’s y acusaciones de plagio entre ellos, todo era mas una pose, que les hacia a ambos ganar en notoriedad, que una enemistad real, como prueban las posteriores colaboraciones musicales entre ambos artistas.

En esa misma época el dancehall también sirvió a los artistas reggae en el llamado “conscious Reggae revival” para expresar su descontento y denunciar las injusticias, uniendo de nuevo el roots reggae y el dancehall, poco después el dancehall dio el salto definitivo como un estilo de baile exitoso en USA, en la siguiente década se consolido e influyo (dejándose influir a su vez) en el R&B de manera decisiva, pero de todo eso hablaremos en la segunda parte del articulo.

Advertisements

One thought on “It’s a dancehall ting: La historia del dancehall (vol I)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s